Una Moneda por tu Suerte – Sara Stockbridge

Revisado

347w7s2 Una Moneda por tu Suerte – Sara StockbridgeLa vida es como una loncha de tocino, con capas de carne magra y otras de grasa. Dicen los gitanos que es mejor no separarlas, ni intentarlo siquiera. Pero a pesar de los buenos consejos que escuchó en su infancia, la señorita Rose Lee se gana la vida intentando separar la fortuna de los sinsabores que, sin asomo de duda, aparecen como señales inequívocas en la palma de la mano para aquel que sepa leerlas. La señorita Rose no se inventa nada, o más bien poco. Pero a veces hay que dulcificar las cosas, al fin y al cabo los tiernos oídos de las damas no están hechos para los malos presagios. En definitiva ¿qué beneficio le puede reportar a lady Quayle saber que carece de voluntad y que su seso está casi tan blando y vacío como el de una esponja?
Pero a la señorita Emily sí tuvo que mentirle. Aquella pequeña cruz sobre la línea de Saturno no significaba nada bueno. Estaba tan claro como la sentencia de un juez. Muerte. Una muerte horrible y violenta. Esta certeza incomodaba un tanto a la señorita Rose, pero no podía prevenir a Emily, ya que ignoraba en qué circunstancias iba a producirse el fatal desenlace… hasta que examinó la mano de Tabitha, la hija de lady Quayle. Porque allí estaba, como la marca de una res grabada a fuego, la señal de una asesina. Sin embargo, fue Tabitha quien desapareció de pronto; y Emily volvió sana y salva. Porque si bien las líneas de la mano pueden ser un libro abierto para quien ha aprendido a leerlas, no se pueden atar todos los cabos sin ver el final de la cuerda.
‘Permítame que le revele su propio corazón, la ventura, el destino. ¿Que cómo es posible? Porque lo lleva escrito en la palma de la mano, y todo el que sabe puede leerlo…’

ENLACES
RapidShare | MagNetLink
Login para ver los enlaces privados

Sin Comentarios

Deja un Comentario